6.000 accionistas recurren la resolución de Banco Popular ante el Tribunal de Justicia de la UE

Cerca de 6.000 accionistas presentaron ayer, ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), un recurso por la resolución de Banco Popular y su posterior adjudicación a Banco Santander por un euro.

Por un lado, el despacho Cremades & Calvo-Sotelo, en el marco de la estrategia de defensa de la Asociación Española de Accionistas Minoritarios de Empresas Cotizadas (Aemec) y en representción de algo menos de 4.000 accionistas, presentó un rescurso de anulación ante el TJUE. En su reclamación exigen una adecuada compensación económica por las acciones de Popular, cuyo valor ascendía a 1,85 euros cada una en el momento de la resolución, según ha calculado la asociación a partir de las últimas cuentas anuales auditadas disponibles de la entidad, que arrojaban un capital CET1 de 7.808 millones de euros.

 

Además, el despacho interpondrá el 1 de septiembre un recurso contencioso ante la Audiencia Nacional contra la decisión del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Cremades & Calvo-Sotelo espera que, de cara a este último recurso, el número de denunciantes aumente, ya que unos 7.000 accionistas han manifestado al despacho «de manera fehaciente» su intención de encomendarle la defensa.

A ello hay que sumar el recurso interpuesto por Rúa Abogados, en representación de más de 2.000 afectados y al que, al igual que en el caso anterior, le seguirá otra actuación contra el Frob en la Audiencia Nacional. Dentro de este grupo de afectado están incluidos los 150 de la Plataforma de Afectados por el Banco Popular, informa Europa Press.

Y a todos ellos hay que sumar, además, el recurso que el ya el viernes presentaron un grupo de accionistas con Antonio del Valle a la cabeza. El inversor mexicano ostentaba el 4,13% del capital de Popular, y en su opinión la resolución fue «ilegal» ya que que se les negaron derechos fundamentales garantizados por la legislación comunitaria a las partes interesadas. Además, estiman que la decisión de la JUR incumple las condiciones necesarias para adoptar la resolución bancaria.

En concreto, el grupo de inversores, representados por Kirkland & Ellis, sostiene que Banco Popular no estaba en «graves dificultades» ni probablemente fuera a estarlo, sino que se enfrentó a un problema de liquidez a corto plazo, originado principalmente por las declaraciones de la presidenta de la JUR, Elke König.

 

“6.000 accionistas recurren la resolución de Banco Popular ante el Tribunal de Justicia de la UE” elmundo.es 8 de agosto de 2017.elmundo.es/economia/macroeconomia/2017/08/08/5988c21522601df7668b45ba.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.