Las empresas europeas se muestran optimistas respecto a un Brexit suave

Las empresas europeas aún confían en que el Brexit no supondrá un cambio significativo en la actual relación comercial entre Reino Unido y el bloque, a pesar de la incertidumbre que rodea a las negociaciones de salida. Dentro del optimismo generalizado, los directivos de compañías españolas son los que prevén un mayor impacto negativo en su facturación, derivado de la salida de Reino Unido de la UE.

Estas son algunas las conclusiones de un estudio realizado online por FTI Consulting, en diciembre del año pasado, entre 2.500 empresas de Reino Unido, España, Francia y Alemania. El sector financiero español, según el estudio, es el que asegura estar mejor preparado de Europa para el Brexit. La consultora concluye que el optimismo generalizado en el mundo empresarial no casa bien con el incierto desarrollo de las negociaciones de salida. “Los resultado apuntan a una interpretación errónea de la realidad política”, señala Hans Hack, miembro del grupo de trabajo sobre el Brexit de FTI Consulting y antiguo diplomático holandés.

El 66% de las empresas consultadas (que no están identificadas en el informe) prevé un aumento de su facturación en el año siguiente a la salida de Reino Unido de la UE, mientras que solo un 12% prevé una caída. En el caso de España, el porcentaje de las empresas que cree que el Brexit afectará negativamente a su negocio es algo mayor que la media: 15%.

La mayoría de las compañías confía en que en el futuro continuará la libre circulación de personas (59%) y la jurisdicción del Tribunal de Justicia de la UE (52%), así como el acceso libre de aranceles para los bienes (65%). También consideran mayoritariamente (58%) que el sector financiero británico mantendrá los pasaportes bancarios, un tema de vital importancia para el futuro de la City, pues permite a los bancos operar desde Londres en Europa. En este aspecto los más optimistas son los británicos, (el 71% cree que se mantendrá), seguidos de los alemanes (59%), los españoles (56%) y los franceses (51%).

El sector financiero español es el que se considera más preparado para afrontar el Brexit. El 70% de las empresas españolas de este campo aseguró que tiene un equipo preparado para ayudar a prepararse para la salida de Reino Unido. En Francia, el porcentaje es del 51%, en Alemania del 55% y en Reino Unido del 57%.

Las empresas fueron sondeadas durante dos semanas de diciembre del año pasado, un momento en el que Reino Unido y Bruselas habían logrado alcanzar un acuerdo sobre los términos del divorcio que permitía avanzar hacia la segunda fase de las negociaciones, en la que deberá definirse la relación futura. Eso podría explicar en parte el optimismo generalizado en el mundo empresarial, que contrasta con un comienzo de año en el que la situación política en Reino Unido ha vuelto a teñir el futuro de una densa incertidumbre.

El sector duro defensor del Brexit en el Partido Conservador presiona a Theresa May para que no suavice su postura, al mismo tiempo que los más proeuropeos han visto en la inacción de la primera ministra una oportunidad para plantear incluso la posibilidad de un segundo referéndum cuando se conozcan a grandes rasgos los términos del acuerdo con Bruselas. La mayoría de las empresas, no obstante, sigue convencida de que el Brexit se va a producir. La convicción es mayor entre las francesas (72%), seguidas de las británicas (68%) y alemanas (66%), y son las españolas las que menos convencidas están (65%) de que el desenlace es inevitable.

Barreras al comercio

Downing Street confirmó recientemente que Reino Unido abandonará la unión aduanera y el mercado único, y Bruselas ha advertido de que eso conllevará “inevitablemente” barreras al comercio. El inicio de la segunda fase de las negociaciones ha elevado las tensiones entre Londres y Bruselas, hasta el punto de que Michel Barnier, jefe negociador europeo, advirtió el pasado viernes de que ni siquiera está garantizado el periodo transitorio, crucial para las empresas, que evitaría un salto al vacío una vez se produzca el Brexit el próximo 29 de marzo de 2019.

El 68% de las compañías consultadas cree que está preparada para el Brexit. A pesar de que la inmensa mayoría (85%) de los encuestados manifiesta estar “muy satisfecho” o “ligeramente satisfecho” con su respuesta al Brexit hasta el momento, solo un 40% afirma estar dando respuesta a los problemas relacionados con la cadena de suministro y solo un 24% estaba realizando gestiones para dirigirse a los responsables de la formulación de políticas. Tres de cada cuatro compañías confían en que antes de junio de 2018 la relación entre Reino Unido y la UE quedará establecida, lo que dará nueve meses de margen para organizar los cambios necesarios.

“Se aprecian fluctuaciones entre países y sectores, pero, en conjunto, la respuesta es sorprendentemente optimista. Esto crea una paradoja: las empresas se muestran confiadas en que se obtenga un buen resultado a pesar del nivel de incertidumbre. Resulta llamativo, ya que las negociaciones comerciales todavía no han comenzado y no tenemos ninguna certeza sobre el aspecto que presentará la transición. Dada la limitada capacidad de influencia en los responsables de la formulación de políticas que representarán los intereses de las empresas en una ronda de complejas negociaciones, ¿está justificado este nivel de confianza?”, se pregunta John Maloney, director del grupo de trabajo sobre el Brexit de FTI Consulting.

 

“Las empresas europeas se muestran optimistas respecto a un Brexit suave”  elpais.com 12 Febrero    elpais.com/economia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *