Theresa May convoca a su nuevo gabinete y reitera su llamada a la unidad ante el Brexit

La primera ministra británica Theresa May ha celebrado este martes su primer Consejo de Gobierno tras las sonoras dimisiones de Boris Johnson y David Davisy ha reiterado su llamada a la unidad ante el Brexit. Con la experiencia acumulada de cinco crisis de Gobierno en dos años, May se ha esforzado por dar la apariencia de ‘vuelta a la normalidad’ al cabo de las 24 horas más caóticas desde su llegada Downing Street.

Jeremy Hunt (Asuntos Exteriores) y Dominic Raab (ministros para salida de la UE) ocuparon las vacantes dejadas por los pesos pesados del Brexit ‘duro’, que traman sus siguientes movimientos fuera del Gobierno. Michael Gove y Liam Fox, los otros dos ‘brexiteros’ por excelencia, posaron sonrientes para la foto entre crecientes especulaciones sobre su propio futuro, ante la decisión de May de suavizar el Brexit.

«Si no tiramos juntos del carro, corremos el riesgo de ver a Jeremy Corbyn como primer ministro», fue la advertencia enviada la noche anterior al comité 1922, integrado por los parlamentarios conservadores. La advertencia lanzada por Boris Johnson en el momento de presentar su dimisión como titular del Foreign Office –«el sueño del Brexit está muriendo»– pesó sin embargo sobre las conciencias de gran parte de los 316 diputados ‘tories’.

«Más de cien diputados conservadores se oponen al plan de la ‘premier’ para la salida de la UE», advirtió por su parte Jacob Rees-Mogg, el cabecilla del Brexit ‘duro’ en el Parlamento, que amenaza con reunir las 48 firmas de rigor para plantear una moción de confianza a la líder conservadora.

Posible ‘impeachment’

Un portavoz de Downing Street aseguró que May está lista para hacer frente a una posible moción, convencida de que lograría el apoyo necesario de la mayoría de los diputados conservadores. «Los románticos del Brexit están poniendo en riesgo su propia causa», advirtió entre tanto el ex secretario de Exteriores William Hague, advirtiendo que una guerra civil entre los ‘tories’ podría dinamitar la salida de la UE.

Bajo la apariencia del caos, el Gobierno de May ha movido sin embargo las fichas para intentar ganar el apoyo parlamentario de la oposición laborista a su plan en 12 puntos que será desarrollado el jueves en el Libro Blanco del Brexit y que incluye un «marco regulatorio común» con la UE en productos agrícolas e industriales.

El artífice del plan de May, y vencedor moral de la última batalla del Brexit, no es otro que el viceprimer ministro ‘de facto’ David Lidington, ex secretario para Europa con David Cameron y partidario en su día de la permanencia. Con su experiencia acumulada también en Westminster, Lidington es el hombre de confianza de May para lograr el apoyo mayoritario del Parlamento a sus planes.

Pese a las invectivas lanzadas el lunes contra May por Jeremy Corbyn -«Hemos tardado dos años en negociar el Brexit y hemos necesitado solo dos días para hacer saltar todo por los aires»- lo cierto es que la ambigua versión del Brexit que defiende el líder laborista (algo parecido al mercado único y algo parecido a la unión aduanera) se acerca bastante al plan anunciado por May tras el cónclave con sus ministros en Chequers que hizo romper la partida a Davis y a Johnson.

 

“Theresa May convoca a su nuevo gabinete y reitera su llamada a la unidad ante el Brexit” 10 Julio 2018 elmundo.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.