Bruselas se planta: denuncia a EEUU y China ante la OMC y cierra la puerta a más negociaciones

alfonsocoex Noticias Leave a Comment

En las guerras comerciales nadie gana. No ocurre, siquiera, que los enemigos de tus enemigos se conviertan temporalmente en amigos. Cuando todos tratan de protegerse atacando y de atacar protegiéndose, el camino queda lleno de daños colaterales. El viernes, la UE rompió definitivamente la baraja. Exasperada por los tumbos de la Administración Trump, y resignada a que ya no haya exenciones a los aranceles al acero y el aluminio, Bruselas no sólo ha dado luz verde a las represalias comerciales contra los productos norteamericanos, sino que ha cerrado la puerta a más negociaciones y ha disparado contra Washington… y Pekín.

La estrategia comunitaria estos meses ha sido tratar de convencer a Donald Trump de que China (y otros países asiáticos) es el verdadero rival, la que está alterando el mercado con su sobreproducción. Quiso forjar una alianza contra ellos, pero fracasó estrepitosamente. Así que ha puesto a trabajar a sus diplomáticos para unir a México, Canadá y Japón en un frente único más que permeable para intentar coordinar respuestas. «Si los actores mundiales no respetan las reglas, existe riesgo de que el sistema se hunda», indicó ayer la sueca Cecilia Malmstrom, comisaria europea de Comercio.

La decisión norteamericana no puede ignorarse ni minimizarse. Ni tampoco es fácil anticipar las consecuencias, pues una escalada es perfectamente posible. Hace más de tres lustros, George W. Bush llegó a la Casa Blanca con los mismos planes para los mismos productos, pero acabó cediendo. Algunos estados Miembros, con Alemania a la cabeza, preferirían seguir rebajando el tono para evitar ir a más, pues las exportaciones de coches son importantísimas en los dominios de Merkel. Pero Malmstrom ha sido hoy muy tajante. «No vamos a entrar en ninguna negociación. Ofrecimos diálogo y negociaciones futuras con sólo una condición, que retiraran la amenaza. No lo han hecho y aquí estamos. Cuando ellos dicen América primero, nosotros respondemos: Europa unida».

La UE ha presentado una denuncia ante la Organización Mundial del Consumo(OMC) «ya que estas medidas de EEUU van claramente en contra de las normas internacionales. También impondremos medidas de reequilibrio y tomaremos todas las acciones necesarias para proteger el mercado de la UE de la desviación al comercio causada por estas restricciones estadounidenses «, ha añadido la sueca en rueda de prensa. Pero al mismo tiempo ha anunciado que se ha presentado otra demanda contra China por su política sobre propiedad intelectual, que según Bruselas «discrimina» a las empresas no chinas, pues fuerza a las europeas a conceder la propiedad o los derechos de uso de su tecnología a entidades nacionales chinas «Esto demuestra que no elegimos ningún bando. Nosotros defendemos un sistema multilateral para un comercio mundial fundado en reglas», ha explicado en un comunicado.

El departamento de Comercio estima que podría llegar a ingresar hasta 1.500 millones de euros con los aranceles, pero sólo Alemania exporta cerca de 20.000 millones en vehículos, y los aranceles de acero y aluminio ascenderían al 25 y el 10%. Y que Washington pueda tenerlos en la diana produce «ansiedad», según ha reconocido la comisaria.

En los meses previos al cambio de Administración en EEUU, los negociadores trataron de acelerar las conversaciones para cerrar el TTIP, el tratado de libre comercio que llevaban años discutiendo. De una complejidad legal, técnica y política inmensa. No lo lograron y el arrepentimiento a ambos lados del Atlántico es mayúsculo. «Nuestros amigos norteamericanos están dado la espalda a todo lo que huela a multilateralismo, no nos han dejado otra salida», ha lamentado una vez más Jean-Claude Juncker.

Hace tan sólo unas semanas, en Bulgaria, los jefes de Estado y de Gobierno se tragaron su orgullo ya instancias germanas volvieron a tender la mano a la Casa Blanca, ofreciendo una negociación sobre aspectos comerciales, siempre y cuando no hubiera más chantajes. Tampoco sirvió. Quedan miles de trabas, obstáculos e impedimentos para un comercio sano y rentable, pero todo apunta a que en seis meses el escenario será mucho peor que ahora. Las guerras no son «fáciles de ganar», y Trump lo va a descubrir.

 

“Bruselas se planta: denuncia a EEUU y China ante la OMC y cierra la puerta a más negociaciones”  1 Junio 2018 elmundo.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.