¿Es una amenaza real la imitación en Estados Unidos del jamón ibérico español?

alfonsocoex Sin categoría Leave a Comment

Dos empresas de EEUU inician la comercialización de cerdos con la etiqueta de ‘ibérico’ pero alimentados de nueces y girasol.

¿Se puede criar un cerdo con nueces, maní y girasol y vender luego su producto como jamón ibérico? Esa es la intención de dos empresas americanas -una de ellas creada por dos españoles-, que han decidido dejar de importar de España el jamón ibérico español para fabricar de esta rudimentaria manera su propio jamón, según publica el periódico británico The Guardian.

En concreto, se trata de la sociedad ‘Acornseekers’ (Flatonia, Texas), la de origen español, que se llevaron hace una década varios animales reproductores de una granja de Sevilla; e ‘Iberian Pastures’, que encabezan empresarios latinoamericanos en Georgia. Ambos proyectos pretenden comercializar la venta como ‘jamón ibérico americano’ o ‘carne ibericus’.

Según fuentes del sector, todas las hembras descendientes durante varias generaciones de esas reproductoras que se marcharon de España no se han inscrito nunca en el libro genealógico que regula el sector en España.

En nuestro país, estaría prohibido venderse como ibérico cualquier derivado de ellos debido a que la Norma de Calidad sólo se refiere a productos españoles. Por lo tanto, legalmente pueden llamarse «ibérico» en Estados Unidos, pero no en España.

TRASLADO DE CERDOS

Otro de los interrogantes es por qué un organismo público cómo el Instituto de Comercio Exterior (ICEX) ayudó a esos empresarios andaluces en su día a que trasladaran las reproductoras a Estados Unidos para que finalmente se pueda ejecutar una competencia, tildada, al menos por el sector, como «desleal».

Con estos datos, la pregunta es si realmente esta iniciativa supone un problema para los productores de jamón ibérico español, reconocidos en todo el mundo por un producto basado en la bellota, la dehesa y calidad, siendo referencia de la ‘Marca España’.

Y, en concreto, para las exportaciones, que podrían verse afectadas sobre todo el amplio volumen que cuyo destino se multiplica más cada año a Japón, Australia, México o la propia EE.UU. En los últimos años, el sector del ibérico ha crecido una media del 9,4%, alcanzando incluso las 65.371 toneladas y un volumen de negocio cercano a los 500 millones de euros.

Ahora, en España, por la emergencia sanitaria, el mercado se ha paralizado por la falta de demanda, aunque los precios han comenzado a remontar aunque están todavía lejos de lo que se pagaba el año pasado por estas fechas.

IMITACIONES

Los productores españoles se llevan las manos a la cabeza por estas «imitaciones’ que han empezado a elaborarse en Estados Unidos. El presidente del Consejo Regulador Denominación de Origen ‘Dehesa de Extremadura’, Ángel García Blanco, ha mostrado su «preocupación» porque, en su opinión, no se puede «consentir» que se ofrezca al consumidor gato por liebre.

Así, explica que un jamón ibérico de bellota es «imposible de imitar» y además no sólo se produciría «un problema de gusto en el paladar sino también de un serio riesgo sanitario, que las autoridades americanas no deberían de permitir».

«Nosotros estamos encantados de que el jamón se consuma en todo el mundo, que llegue a cuántos más destinos mejores, pero en unas condiciones sanitarias reguladas y es imposible que un jamón ibérico no se críe en las dehesas y se alimente de bellotas, y eso allí no existe, por lo que deberían de prohibirlo», dice.

De esta manera, García Blanco insta a las autoridades americanas, «y a Donald Trump, que tanto persigue a las imitaciones chinas, que realmente persiga también a estos productos que se quieren vender como jamón ibérico y realmente no lo son; no podemos competir como si esto fuera un mercado chino», continúa, «cuando estamos hablando de un producto de excelencia como el jamón, que no se puede imitar como si fuera una vulgar falsificación china».

Ya en tono más jocoso, este dirigente agrario también recuerda que el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, confundió el pasado año el jamón ibérico con el jamón serrano durante la inauguración de la Feria de Zafra (Badajoz): «Como le enviamos luego unos loncheados, seguro que ya sabe apreciar la diferencia, por lo que le animamos a que le envía a Trump un paquete de jamón ibérico de bellota 100%, Dehesa de Extremadura, que seguro sabrá apreciar el valor y pondrá las medidas para impedir las falsificaciones…».

ETIQUETADO REAL

Elena Diéguez, secretaria técnica de Aeceriber (Asociación Española de Criadores del Cerdo Ibérico), asegura que esta iniciativa americana no es nueva y por los datos que se tiene su volumen de producción no será, a día de hoy, muy elevado. «El problema es más de fondo, que no existe un acuerdo entro de la OCM para crear una publicación internacional con un indicador geográfico que especifique la zona de la dehesa de donde procede», asegura.

Con un etiquetado donde se refleje su origen exacto, creando una figura de calidad promovida por la Unión Europea, lo que evitaría muchos problemas. Sin embargo, «el propio sector no quiere, porque de las cuatro millones de cabezas que se producen tan sólo un 10% es realmente de bellota cien por cien y elaborado en una producción de dehesa», denuncia.

En todo, caso, para Diéguez, el perjuicio del producto americano «será relativo, porque luego llegaremos nosotros al mercado y el consumidor podrá diferenciar la calidad de ambos productos, también desde el punto de vista saludable, por lo que puede incluso que nos beneficie en esa comparación que siempre nos va a beneficiar».

elmundo.es «¿Es una amenaza real la imitación en Estados Unidos del jamón ibérico español?» (23/08/2020)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.