España, entre los países ricos que más trabas ponen a la apertura de un negocio

alfonsocoex Sin categoría Leave a Comment

La última edición del informe Doing business arroja un saldo agridulce para España. La clasificación de los mejores y peores lugares del mundo para hacer negocios que cada año elabora el Banco Mundial sitúa a España en una franja alta —escala cuatro peldaños hasta el puesto 28— si se compara con los 190 países analizados; pero obtiene una puntuación intermedia tirando a mediocre si se tiene en cuenta tan solo a las 33 economías ricas de la OCDE: tiene 17 por delante y 15 por detrás. Especialmente mal parada sale la economía española en dos conceptos: las trabas o facilidades para fundar un negocio, y el número de permisos necesarios para construir.

España resulta vencedora en conceptos como el comercio trasnacional —en el que obtiene el primer puesto—, los procedimientos para resolver la insolvencia de una compañía o la capacidad de ejecutar contratos. Pero, sin embargo, obtiene notas muy malas en las facilidades para iniciar un negocio —queda en el puesto 86 de 190, siendo superado por países como Albania, Azerbaiyán, Bahréin, Benín, Burkina Faso o Burundi— y catastróficas en lo que se refiere a las concesiones de permiso para construir —en este aspecto cae hasta el puesto 123.

A la hora de abrir un negocio, un empresario español ha de enfrentarse a siete procesos de papeleo que se alargan una media de 13 días. El coste de este proceso equivale al 4,8% del ingreso medio por habitante y es necesario un capital mínimo en el entorno del 12,5% de ese ingreso per capita. En Nueva Zelanda, por contra, solo haría falta un trámite que se solucionaría en unas horas —0,5 días— con un coste del 0,3% y sin capital mínimo. Entre los países ricos, solo Alemania, Japón, Austria y Polonia obtienen una nota más baja que España.

Peor aún sale peor parada si se analizan los requisitos para construir. Del resto de países de su entorno, las condiciones solo son más difíciles en la República Checa. Para obtener una licencia, en España son necesarios 15 procedimientos que duran 208 días y cuestan un 5,4% del valor del solar. En Dinamarca, el Estado miembro de la UE mejor clasificado en este aspecto, este mismo proceso solo requiere de siete pasos burocráticos de 64 días que llevan aparejados un coste del 1,4%.

 

 

En una nota publicada el martes, el Ministerio de Economía explica la mejoría en la nota que obtiene España en reformas como la del gobierno corporativo de las sociedades de capital de 2014, la fiscal de ese mismo año y la concursal, que concluyó en 2015.

El listado ofrece poco espacio para las sorpresas. Arrasan, como es habitual, economías que facilitan al máximo el espíritu innovador como Nueva Zelanda, Singapur o Dinamarca, y quedan relegadas a las últimas posiciones países africanos como Eritrea o Somalia y Venezuela. En la clasificación general, España se ve superada por grandes economías como Estados Unidos, Reino Unido y Alemania o por las pequeñas repúblicas bálticas de Estonia, Letonia y Lituania, pero a su vez adelanta a grandes socios europeos como Francia o Italia.

El informe, que lleva por subtítulo Reformando para crear empleo, se vanagloria de que en los 15 años de historia que ya tiene el proyecto Doing Business, el ambiente para facilitar los negocios ha mejorado sustancialmente. “Hoy, en 65 de las 190 economías analizadas, los empresarios pueden completar al menos un procedimiento para iniciar un negocio online, cuando en 2004 solo eran nueve. Además, en 31 países es posible iniciar un litigio comercial a través de Internet”, explica el documento.

15 años de historia

En los 15 años que lleva elaborando la clasificación Doing Business, el Banco Mundial se centra en diez áreas claves que afectan a las pequeñas y medianas empresas: los anteriormente mencionados trámites y requisitos para iniciar el negocio; la obtención de los permisos de construcción; los necesarios para el suministro eléctrico —donde España queda en el puesto 42 de los 190 países analizados—; los relativos al registro de la propiedad —puesto 53—; el acceso al crédito —68—; a la protección de los accionistas minoritarios —24—; al pago de impuestos —34—; al comercio transfronterizo —puesto número uno—; la resolución judicial de discrepancias entre las partes de un contrato —26—; y la suspensión de pagos o quiebra de una empresa 19—. El Ministerio de Economía resalta que esta es la primera vez desde que se desarrollan estos informes en los que España queda entre los 30 mejores clasificados.

Las diez economías que más mejoraron este año su posición fueron Brunéi, por segundo año consecutivo, Tailandia, Malawi, Kosovo, India, Uzbekistán, Zambia, Nigeria, Yibuti y El Salvador. “La política pública es decisiva para que las pequeñas y medianas empresas puedan iniciar sus actividades, operar y ampliarse”, aseguró Shanta Devarajan, director superior de Economía del Desarrollo del Banco Mundial. En los últimos 15 años, Ruanda, con un total de 52, es el país que ha implementado la mayor cantidad de reformas vinculadas a los negocios, por delante de Georgia (47 reformas), que este año figura entre las diez economías mejor clasificadas y Kazajistán y la ex República Yugoslava de Macedonia (41 cada una).

 

«España, entre los países ricos que más trabas ponen a la apertura de un negocio»elpais.com 31 octubre de 2017  elpais.com/economia

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.