Contratación internacional

Práctica de la contratación internacional: importancia adquirida

alfonsocoex Sin categoría

En un mundo cada vez más globalizado, la internacionalización empresarial debemos verla en clave de supervivencia. El objetivo es ampliar horizontes cuando el espacio doméstico se queda pequeño; o bien, seguir a los clientes allá donde vayan, y evitar que los competidores se crucen en el camino.

Esta internacionalización exige ciertos conocimientos acerca de los riesgos jurídicos que plantea cualquier operación comercial internacional. Por regla general, toda operación comercial internacional quedará plasmada en un contrato; pues bien, la negociación de ese acuerdo planteará una serie de complejidades, derivadas de las obligaciones exigidas por los instrumentos jurídicos internacionales existentes en la materia, que las partes deberán conocer y saber gestionar.

Se entiende por contrato todo acuerdo de voluntades suscrito entre las partes con la finalidad de realizar una transacción comercial; el cual merecerá calificativo de internacional cuando la relación jurídica que se deriva de él trascienda los límites del tráfico jurídico privado interno, y se encuentre conectada con más de un ordenamiento jurídico estatal. Estos nacen en el momento en que la sociedad alcanza tal nivel de desarrollo que los individuos necesitan: a) por un lado, prever los problemas buscando soluciones a priori; y, b) por otro, dejar constancia de su compromiso.

La evolución experimentada por la práctica de la contratación internacional es consecuencia de la generalización de la actividad exportadora e importadora. La necesidad de materializar las transacciones comerciales internacionales en un documento –el contrato internacional–, a modo de recordatorio de los derechos y obligaciones de las partes contratantes, ha colocado a la contratación internacional en un lugar privilegiado en el nuevo escenario de la globalización.

Un privilegio adquirido, en parte, por los complicados vínculos entre los operadores comerciales internacionales, a causa de la regulación contractual a través de medios tecnológicos y la complejidad financiera del mundo de las divisas. Así que, no solo se hace necesario entender los aspectos jurídicos de la contratación internacional, conocer las leyes y convenios que condicionan esos contratos; sino también entender los aspectos principales a tener en cuenta a la hora de establecer uno de estos contratos internacionales, y conocer los problemas que pueden surgir en este tipo de contratación.

Y para asimilar mejor los conceptos, prever posibles problemas jurídicos y planificar jurídicamente sus operaciones comerciales internacionales, presentamos la siguiente herramienta de trabajo.

 

Contratación internacional